Web Oficial de Esperanza Gracia
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar

Categoría Secretos del Cosmos 23 Marzo 2015

Especial ARIES

Los nacidos bajo el signo de Aries tienen madera de líderes

Su planeta regente: Marte

Su flor: Prímula

Sus piedras: Ágata y Jaspe rojo

Compatibilidades zodiacales

Cómo conquistar a Aries

Qué regalar a Aries

Lugares de vacaciones de Aries

Sus secretos de seducción

RASGOS TRADICIONALES DE ARIES

Rasgos Positivos:

Optimista y vitalista, inteligente, amante de la libertad, intuitivo, vehemente y apasionado.

Rasgos Negativos:

Impaciente, indómito, irreflexivo

ARIES Y SU PERSONALIDAD:

Son los guerreros que nada los detiene. Aries se lanza a la conquista sin titubear, sin importarle las limitaciones ni los obstáculos. Es una persona que ama los retos y te arrastra con su vitalidad y optimismo. Vive el presente de una forma muy positiva y siempre busca una nueva aventura que le haga vivir intensamente.

Aries posee un cerebro ingenioso y despierto, incapaz de recibir órdenes de nadie. Se le considera el rey de la impaciencia. Jamás permanece en una situación que requiera inactividad y paciencia. Aries lo quiere todo en el momento. El futuro le interesa siempre y cuando sea posible convertirlo rápidamente en realidad. Por ello, si tiene que esperar para conseguir algo, de inmediato dejará de interesarle.

Aries confía en su buena estrella y posee una confianza sin límites en su destino, creyendo que él, como su planeta regente, Marte, es invencible. Por eso, jamás pierde el optimismo.

El ingreso del Sol en el signo de Aries señala el comienzo del año solar, representa el principio de las cosas y el final del invierno, de lo viejo, del dolor…

Aries es la energía pura, que funciona a través de impulsos. Sus aptitudes de líder hacen que tenga grandes oportunidades profesionales en las que pueda dirigir a los demás. Posee una energía y una vitalidad tan magnéticas que es capaz de conducir a las masas por donde él desee. Es muy difícil que un ariano siga a los demás; y es que no soporta los límites, y menos aún si le son impuestos. Posee un impulso innato para lanzarse a situaciones peligrosas con el fin de demostrar su propio valor, convencido de que una energía superior lo protege.

Marte es el regente de Aries, el dios de la guerra: enérgico, amante de la libertad y un auténtico líder. Aries comparte con sus compañeros de Fuego –Leo y Sagitario- la vitalidad y espontaneidad que los demás signos del zodiaco envidian y temen a la vez.

Su intuición le proporciona grandes corazonadas, que son de una precisión infalible, y su capacidad de supervivencia y de adaptación a cualquier situación es envidiable.

Aries se crece ante las adversidades. Cuando se marca un objetivo, va directamente a por él, sin reflexionar las consecuencias. Marte, su planeta regente, hace de él una persona indómita, valerosa y apasionada. Aries es un competidor lleno de ánimo. Su fe en un objetivo constituye su propia fuerza, pero si los proyectos no terminan de concretarse, inicia otros diferentes, en los que volcará todas sus ilusiones y energía.

En el amor, Aries es tremendamente ardiente, le apasiona experimentar sensaciones nuevas y los comportamientos tiernos y sentimentales le aburren. Ama de una forma apasionada y vehemente, le encanta dominar y ser dominado y posee una fantasía muy creativa. Aries necesita que estimulen constantemente su ego y lo que más le atrae es el juego de la seducción y la conquista.

Para él, la sexualidad es muy importante, ya que gracias a ella consigue liberar sus miedos e inseguridades. Con él, podrás vivir un amor sublime que disparará los termómetros de la pasión. Su elemento es el fuego, un fuego indiscriminado que arde en todas las direcciones y que corre el riesgo de extinguirse si no es reactivado constantemente.

Su deseo de experimentar y conocer cosas nuevas lo lleva a vivir situaciones sentimentales cortas en el tiempo y en las que se compromete poco. Eso sí, cuando se entrega, lo da todo. A veces, de pronto, sin saber cómo, aquello que le fascinaba, deja de hacerlo. Por eso, muchos arianos desaparecen sin decir nada y retornan a tu vida cuando menos lo esperas, justo en el instante en el que tu personalidad muestre algo misterioso que active su imaginación y su deseo de conquista.

Aries posee un encanto infantil que desarma a cualquiera. Es tan sincero y auténtico que subyuga con su magia. Sin Aries, el mundo no se habría movido. Él es único: apasionado, triunfador y con un poder de conquista infinito.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales