Web Oficial de Esperanza Gracia
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar

Categoría Estacional 16 Septiembre 2013

ESPECIAL VERANO

Renueva las ilusiones con la llegada del verano

El día 21 de junio, el Sol entra en el signo de Cáncer y comienza la estación de la luz y la vitalidad con el solsticio de verano. Será ésa la noche más corta del año y la más mágica para realizar rituales de renovación.

¿que simboliza?

El término solsticio significa "el sol se detiene" y es que durante el solsticio, el sol parece parar su actividad y quedarse quieto.

La celebración del solsticio de verano es una jornada cargada de magia. Ya en la antigüedad, los hombres comprobaron que a partir de un determinado día del año, el astro rey perdía su fuerza y la disminución de la luz era evidente. Desconociendo la razón de este fenómeno, llegaron a pensar que, al final, el Sol no volvería a salir y esto les hacía temer por su supervivencia. Ahí comenzó la historia de los rituales de adoración al astro luminoso, las plegarias y el encendido de hogueras y antorchas como símbolo de la luz que ilumina la oscuridad.

Con la llegada del solsticio, entra la energía del Cosmos renovada. Por ello, hoy en día, se siguen celebrando por todo el mundo las fiestas del solsticio de verano para conmemorar que la luz del Sol vence a la oscuridad, y para ello se emplean elementos comunes, como las hogueras y su fuego purificador que nos ayuda a quemar y a desprendernos de todo lo que queremos dejar atrás en nuestra vida.

La noche del 21 es un momento mágico donde flota en el ambiente algo sobrenatural. Es un día para soñar, para atrevernos a desear cosas nuevas y para recobrar las esperanzas perdidas. El solsticio de verano es una apuesta por la acción, por la innovación, por un cambio de rumbo vital. Quemar algo antiguo es una invitación a provocar el cambio atrayendo lo nuevo.

Noche de San Juan

La noche de San Juan, la del 23 al 24 de junio, es la reminiscencia más clara de estas celebraciones. La gente se reúne bailando o saltando por encima de una hoguera. La magia y la energía que se respira esa noche favorecen los cambios y la renovación. Por ello, para aprovechar las energías cósmicas de esa noche, podemos realizar un sencillo ritual de renovación con fuego.

Prepararemos un hechizo especial para esa noche

Debemos escribir en un papel los deseos que queremos conseguir y en otro todo lo negativo que puede haber en nuestra vida y que queremos desechar. A las 12 de la noche del día 23 de junio, quemaremos el papel en el que hemos escrito lo que deseamos erradicar de nuestra vida, sin ningún temor, y esparciremos las cenizas al viento. El papel de los deseos lo guardaremos en una cajita durante todo el año y lo quemaremos la siguiente noche de san Juan. Lo más importante de todo, es tener la convicción de querer abandonar lo que nos hace infelices para dejar espacio a todo aquello que va a enriquecernos y hacernos más felices.

Este ritual puede ser un buen punto de inicio e inflexión para que trabajemos activamente los nuevos valores en nuestra vida y no dejemos todo en manos del Cosmos.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales